El Departamento de Estudios Socioreligiosos celebra su 35 aniversario

Por: Yuniel de la Rúa

Este año el Departamento de Estudios Socioreligiosos celebra su 35 aniversario. Por este motivo, realizamos un encuentro entre investigadores y líderes religiosos en la Sociedad Cultural José Martí. En este espacio se ratificó la importancia y necesidad de continuar profundizando en el complejo entramado religioso cubano. En un ambiente de unidad y cordialidad, intercambiaron ideas Protestantes, Musulmanes, Santeros, Paleros, Espiritistas,  Abakuás, Católicos e investigadores antiguos y actuales del Departamento, para también rendir homenaje al iniciador de esta larga ruta, el Dr. Jorge Ramírez Calzadilla.religioncips (2)

El Departamento pretende realizar otras actividades como parte de las jornadas de celebración y aprovecha esta oportunidad para rendir tributo a otro gran amigo que ya no está, el Dr. François Houtart. Sirva este sencillo homenaje como agradecimiento a todo lo que nos enseñaron y aportaron estos grandes hombres durante estos años. Continúa vigente su  legado y nos guía en la consecución de los objetivos de nuestro trabajo.

religioncips (1)religioncips (5)religioncips (4)religioncips (3)

Concluyó cita por las infancias y las juventudes latinoamericanas

Fotos: Randdy Fundora

Del 11 al 13 de octubre sesionó en la Universidad de La Habana el “VI Encuentro Internacional de Infancias y Juventudes: incertidumbres, resistencias e innovaciones”, organizado por el Grupo de Estudios sobre Juventudes del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS) y el Grupo de Trabajo de CLACSO Juventudes e Infancias: Prácticas Políticas y Culturales, Memorias y Desigualdades en el Escenario Contemporáneo.
VI ENCUENTRO1 (4)

El evento reunió a especialistas de varios países del continente como Colombia, Ecuador, Brasil, Argentina, El Salvador, Chile, etc. Además, participaron otros actores sociales de varias provincias de Cuba, que aportaron al Encuentro desde sus diversas formaciones, campos de actuación y experiencias profesionales.

Temáticas como desigualdades, inclusión-  exclusión social; violencia, conflictos, memorias y construcción de paz; políticas públicas, prácticas sociopolíticas, acción colectiva y movimientos sociales; comunicación, medios y tecnologías, fueron abordadas desde diferentes perspectivas, con énfasis en los rasgos comunes y en las particularidades que imponen los contextos y dimensiones como las clases, las generaciones, el género, el territorio, las razas y las etnias. VI ENCUENTRO1 (5)

El debate sobre el contexto cubano actual para ubicar los desafíos en el trabajo con las juventudes, tuvo lugar desde la perspectiva de reconocidos especialistas en política, comunicación  y demografía. Además, en el Encuentro se escucharon las voces de las y los jóvenes en un panel que mostró experiencias de acción y transformación coordinadas por y para estos grupos.

VI ENCUENTRO1 (1)VI ENCUENTRO1 (3)

El VI Encuentro formó parte de las actividades para festejar el 50º aniversario del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) y el 10º aniversario de su Grupo de Trabajo sobre Juventudes e Infancias. Todo ello, en el marco del 50º aniversario de la desaparición física de Ernesto Che Guevara.

VI ENCUENTRO1 (6)VI ENCUENTRO1 (2)

 

Red Cubana para Diálogos Productivos: una voz plural que crece

Por: Daymaris Martínez Rubio, Grupo Creatividad para la Transformación Social

Fotos: Carmen Luz López Miari, Grupo Aprendizaje para el Cambio

Con una conferencia y un taller enfocados en la perspectiva dialógica como fuente de creatividad, cooperación y bienesIMG_2820tar, la Red Cubana para Diálogos Productivos (RCDP) celebró a inicios de julio su primer trimestre de trabajo, como Sección de la Sociedad Cubana de Psicología, en el contexto de crecientes desafíos sociales que exigen acortar distancias entre discurso y acción, avanzar al horizonte de lo posible.

No por azar, “La perspectiva generativa del diálogo” –como proceso creador de nuevas posibilidades por medio de la interacción, la reflexión y el aprendizaje colectivos– fue la propuesta con que Mario Rodríguez-Mena García, coordinador de la RCDP y del Grupo Aprendizaje para el Cambio del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), dio la bienvenida a esta emblemática institución de las ciencias sociales en Cuba, sede principal de un encuentro coauspiciado por el Centro Félix Varela (CFV).

Atrapado entre su condición de proceso natural y las paradojas de sociedades cada vez más (in)comunicadas, el diálogo deviene interrogante crucial para quienes intentan comprender su utilidad para la formación de competencias y la búsqueda del bien común, sea en organizaciones laborales, comunidades de aprendizaje o en cualquier espacio de vida, explicó Rodríguez-Mena en la primera media hora del programa.

Pese a existir en comunicación, dialogar no suele ser un proceso humano exitoso, de ahí el interés universal por explorar su tipología, principales fundamentos y modos de hacerlo efectivo. Tal es el caso de la perspectiva generativa, una propuesta de la autoría de Dora Fried Schnitman (coordinadora de la Red de Trabajo Internacional para Diálogos Productivos), cuyas bases teóricas y eficacia práctica funcionaron como resortes para el debate.    

Con un pie en el presente y otro en el futuro, el Diálogo Generativo (DG) está atento a las ventajas de las “situaciones emergentes” como fuente de “posibilidad” y el modo en que se vuelve eficaz tiene que ver con el respeto a la diversidad de voces y de tramas, apuntó Rodríguez-Mena. “El DG asume que todos somos diferentes y que traemos al diálogo nuestras posturas, pero también nuestros intereses, temores y todo cuanto tenemos. Por tanto, quien opera, coordina o facilita no evita las antinomias, sino asume que están ahí y que siempre van a estarlo”.

Esa suerte de precondición, agregó, es doblemente ventajosa “porque son diálogos en los que se habla para actuar y donde se convoca a que la gente haga cosas que, al mismo tiempo, dependen de las posibilidades que van encontrando y de cómo creen que puedan trazar nuevos caminos que cambien determinada situación”.  

Adicionalmente, y a diferencia de perspectivas similares como la Indagación Apreciativa (IA), más centrada en el rescate de lo valioso y funcional del pasado, el DG no posee una metodología estricta basada en pasos previos, sino va al encuentro de posibilidades futuras y de transformar situaciones de manera positiva sobre la base de lo nuevo que emerge.

¿Dónde termina? “No acaba nunca. El DG es un proceso continuo y por eso supera a la ‘solución’, porque su interés son las relaciones humanas y el modo en que evolucionan por encima de los ‘intereses’ de la mediación”, subrayó el expositor. Esto, insistió, es especialmente válido para la resolución de conflictos o dilemas provocados por prácticas cotidianas que no han sido favorables. De ahí su poderosa fuerza natural.

Del problema al desafío

Haciendo honor a su condición de comunidad de aprendizaje, la RCDP se consolida como espacio de formación de competencias basada en su propia “caja de herramientas”, donde sobresale su valioso catálogo de profesionales procedentes de diversas áreas del conocimiento.

De hecho, uno de los atractivos de este innovador espacio de socialización, es la vocación interdisciplinar de debates que no solo expanden la voz de experiencias frecuentemente únicas en su tipo, sino que contribuyen a la autorreflexión, tal cual mostró el taller “Práctica dialógicas en tratamientos de psicoterapia”, a cargo de la psiquiatra Rosario María Fraga Gómez, del Hospital Joaquín Albarrán Domínguez.

En un tono profundamente coloquial que no evitó las incertidumbres de la condición humana, Fraga Gómez compartió sus experiencias en la práctica e investigación de la terapia sistémica reflexiva con familias cubanas, un proceso que describió como una “transformación personal” que agradece al respeto y la empatía generados durante el diálogo.

Desde los apuntes críticos de Gregory Bateson, expuso que la terapia sistémica ha evolucionado en su vínculo con múltiples ciencias afines, pero su gran aprendizaje ha estado tal vez en el compromiso ético y la responsabilidad relacional asumidas con la comunicación como proceso sociocultural creador de sentidos. IMG_2813

Algo casi medular es la indagación, muy a tono con la perspectiva generativa de dialogar para abrir nuevas posibilidades, explicó. Para ello resulta de utilidad el empleo de lenguaje sencillo, metáforas, analogías, pero, sobre todo, “me interesan las diferencias, y también el trabajo en equipo, las voces silenciadas, las tradiciones, las costumbres, la cultura de las minorías y los contextos”.

Se trata de procesos que apelan fuertemente a la autorreflexión, en especial a las emociones, pero lo común es que las personas que acuden a terapia encuentren dificultad en nombrarlas, alertó Yudenia Hernández –también psiquiatra del Hospital Joaquín Albarrán- en tono de preocupación. “Hablan del hecho, de lo sucedido, pero son incapaces de decir cómo se sienten al respecto”, dijo, en lo que muchos encontraron una señal parpadeante sobre la necesidad de la educación emocional en aras de una mejor convivencia.

“Como lo veo es una filosofía de vida”, propuso Sandra Gener, psicóloga del Grupo Salud Laboral del CIPS, válida para los espacios laborales, familiares, pero sobre todo de formación de valores ciudadanos, desde la niñez. “El diálogo es un proceso natural, espontáneo, pero al mismo tiempo asociado a la noción de cambio que hay que estar dispuestos a transmitir como posibilidad”.

Para Maritza Moleón, del CFV, se trata de un reto para la ciudadanía, en general, y los sistemas educativo y político, en particular. En ese sentido, exhortó, el papel de Cuba como mediador en el proceso de diálogo por la Paz en Colombia debería servir de inspiración para profundizar en los desafíos propios de una sociedad que necesita dialogar más y mejor con sus voces diferentes.

Frente a la posible trampa de una visión demasiado occidental del mundo, Roberto Corral, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Psicología, invitó a los presentes a asumir el “riesgo” de buscar nuevas formas de pensar y dialogar sobre viejos asuntos, como la noción de “problema”. IMG_2808

“Demasiadas veces el ‘problema’ tiene que ver con la intolerancia a la diferencia (…). Y la idea de que tiene que ser evitado o resuelto nos entrampa toda la vida. Incluso en la investigación científica tenemos que comenzar por ‘el problema que tiene que ser resuelto’, cuando podría ser solo un pretexto para conocer”.

“Lo sorprendente –le siguió Wilfredo Pomares Ángel, colaborador del grupo Aprendizaje para el Cambio del CIPS–, es que, en el intento de movernos de la perspectiva del problema, ¡seguimos usamos la misma palabra!”. Su propuesta es una nueva forma de enfocar el asunto: “Veamos nuestros problemas como nuestras maneras de pararnos en seco y, nuestros desafíos, como formas de movilizarnos hacia otros objetivos”.

 

VI Encuentro Internacional “Infancias y juventudes en América Latina y el Caribe: incertidumbres, resistencias, innovaciones”

Las realidades latinoamericanas y caribeñas enfrentan hoy escenarios de creciente complejidad; la incertidumbre se convierte en signo de época, al tiempo que nuevas formas de acción social abren brechas para visualizar futuros posibles. En este contexto, pensar de modo crítico los procesos en los que se construye lo infantil y lo juvenil, demanda una mirada transdisciplinar que articule lo cultural, lo histórico, lo político, lo económico, desde renovadas propuestas teóricas y metodológicas.

 Segundo Aviso a

A partir de ello, en el marco de las jornadas de celebración por el 50º aniversario de CLACSO y en homenaje al 50º aniversario de la desaparición física de Ernesto Ché Guevara, el Grupo de Estudios sobre Juventud del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, con el coauspicio del Grupo de Trabajo de CLACSO “Infancias, Juventudes: prácticas políticas y culturales, memorias y desigualdades en el escenario contemporáneo”, invitan a investigadores/as, académicos/as, especialistas, decisores/as de políticas, líderes juveniles, trabajadores/as sociales, educadores/as y estudiantes, a participar en el VI Encuentro Internacional “Infancias y juventudes en América Latina y el Caribe: incertidumbres, resistencias, innovaciones”, a celebrarse del 11 al 13 de octubre de 2017, en la Universidad de La Habana.

El VI Encuentro pretende contribuir desde la diversidad de saberes a la construcción de conocimiento colectivo en torno a los siguientes ejes:

  •  Enfoques epistemológicos, teóricos y metodológicos
  •  Políticas públicas, prácticas sociopolíticas, acción colectiva y movimientos sociales
  • Desigualdades, inclusión-exclusión social. Intersectorialidad: generaciones,clases, género, razas, etnias, territorios
  •  Violencia, conflictos, memorias y construcción de paz
  • Procesos de subjetivación e imaginarios sociales
  •  Comunicación, medios, tecnologías
  • Procesos de socialización

 Segundo Aviso

Más información aquí:

Descargar Segundo Aviso

Contactos:

Correo electrónico: tallerjuventud@cips.cu

Teléfono: (53-7) 8306674

 

Celebraciones por el Día Internacional de la Familia

El Grupo de Estudios sobre Familia del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), los/as invita a celebrar el próximo lunes 15 de mayo el Día Internacional de la Familia, en el Palacio de Pioneros del barrio El Fanguito, municipio Plaza, a partir de las 4:00 de la tarde.familia 2

Las celebraciones tendrán lugar en el marco de la Jornada de Maternidad y Paternidad Responsables y contarán con el auspicio del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

Participaran talentos del barrio, con variadas ofertas, se realizará una expo-venta con alumnas de diferentes cursos impartidos por la FMC del municipio Plaza y sesionarán talleres con niños/as y adolescentes sobre la maternidad  y la paternidad responsables y sobre la familia.

En marcha Red Cubana para Diálogos Productivos

Por: Daymaris Martínez Rubio, Grupo Creatividad para la Transformación Social

La Red Cubana para Diálogos Productivos (RCDP), una comunidad de aprendizaje comprometida con la construcción de cambios efectivos y cohesión social, ya es un hecho, tras su inauguración en La Habana, el 29 de marzo de 2017, por una treintena de investigadores, profesores y facilitadores, en su mayoría mujeres.

Coordinada por el Grupo “Aprendizaje para el Cambio” del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), la nueva sección de la Sociedad Cubana de Psicología (SCP) busca convertirse en una plataforma colaborativa para conectar personas, saberes y prácticas en torno a dos dimensiones básicas de cualquier proceso social: el diálogo y la participación.IMG_2745

Se trata de algo más que palabras, señaló Roberto Corral Ruso, profesor titular de la Universidad de La Habana y vicepresidente de la SCP, quien tuvo a su cargo la conferencia inaugural de un encuentro matizado por el tono coloquial de los debates y la calidad de las propuestas.

Café, sentido del humor y preguntas de ida y vuelta animaron un intercambio que repasó los principales referentes teóricos de una perspectiva en construcción permanente, con profundas implicaciones para el cambio basado en la innovación y el llenar de sentido conceptos cardinales, como democracia o inclusión social.

Si se quiere transformar una sociedad existen dos niveles: el mundo económico y la mentalidad de las personas…, pero, esencialmente, un camino: el diálogo y la participación, recalcó Corral Ruso, con la vista en el futuro de una comunidad con décadas de implicarse en la construcción de referentes, como las redes de Manejo de Conflictos, de la SCP; de Mediadores y de Cultura de Paz, del Centro Félix Varela; y de la internacional de Trabajo para Diálogos Productivos, con amplia trayectoria en la investigación-acción desde América Latina, Estados Unidos y otras regiones del mundo.

Dialogar: el proceso como producto

¿Desafíos? No pocos. Algunos un verdadero estimulante, como el hecho de que en ninguna ciencia el diálogo exista como categoría, ni siquiera sea una noción explícita, sino implícita en diversidad de conceptos, usos y enfoques disciplinares, explicó Corral Ruso en lo que bien pudo ser la nota curiosa del día.

¿Cómo lidiar con su complejidad? Una posible clave podría estar en el tipo de enfoque a promover. La idea del diálogo productivo, por ejemplo, abandona la visión representacional, para asumir que dos personas que dialogan pueden estar construyendo un mundo no solo diferente, sino posible, sugirió el reconocido pedagogo.

“Podría dar la impresión de que es algo obvio, pero no, no lo es en absoluto”, insistió. De ahí que, buena parte de la misión de la RCDP esté en comprender los modos en que transcurre el proceso dialógico, esto es: ¿cómo pasar de un diálogo basado en la información o la interpretación a uno donde se construya esa otra alternativa posible?

IMG_2749“Nos llevó tiempo darnos cuenta de que había algo aquí”, dijo, mientras rescataba, junto a un activo auditorio, la historicidad de un proceso esencialmente de aprendizaje, mediado por diferentes tradiciones, culturas y corrientes de pensamiento –mucho más antiguas que los Diálogos de Platón, mucho más contemporáneas y cercanas, como la pedagogía de Paulo Freire, completaron sus interlocutores–.

De hecho, para que un diálogo sea efectivo la intención de arribar a acuerdos es definitoria y parte de su importancia práctica radica en que “requiere de competencias que no cualquiera sabe”, advirtió el orador.

“¿Cómo integrar todo esto? Es lo que hay que comprender, porque dialogar supone escucha, cooperación, acciones coordinadas, empatía…, estar ahí, pero no solo, es mucho más. Dos personas que dialogan pueden no estar implicadas, por eso es tan importante la participación”, precisó.

De la comunidad de práctica a la comunidad de aprendizaje

La mañana parecía estar completa, cuando los testimonios de La comunidad de aprendizaje Madiba: memorias de un viaje (Publicaciones Acuario, 2015), llegaron para recordar la utilidad de un buen ejemplo y el valor de una dimensión muchas veces evadida, pero absolutamente crucial para cualquier ciencia: el cómo.

¿Cómo se construye una comunidad de aprendices autorregulados? Mario Rodríguez-Mena García, coordinador de la RCDP y del Grupo “Aprendizaje para el cambio” (GAC) del CIPS, apuntó al soporte humano de Madiba, una obra en muchos sentidos coral. La ocasión, de hecho, fue propicia para recordar a quien fuera uno de sus más decisivos colaboradores, Carlos F. Melián, a cuya memoria, de pie, todos ofrendaron un minuto de silencio.

A libro abierto, con comentarios sobre propósitos, análisis críticos, reflexiones y herramientas, la joven psicóloga Lucía Labaut, miembro del GAC y colaboradora del texto, invitó a indagar en los contenidos de una investigación que ha sido premiada por la Academia de Ciencias de Cuba.

No se trata, sin embargo, de una receta de éxito. Su narrativa y sus límites son las de un grupo humano, en un espacio concreto de tiempo. Por eso La comunidad de aprendizaje Madiba, por eso memorias de un viaje, porque aquellos de quienes da cuenta –mucha gente llana comprometida con el trabajo comunitario– apenas comenzaban a andar el camino entre practicantes espontáneos y aprendices autorregulados, cuando allá por diciembre de 2013 la humanidad despedía a Nelson Mandela.IMG_2751

Entre los testimoniantes, Wilfredo Pomares Ángel, colaborador del GAC y uno de los más jóvenes autores del texto, reflexionó sobre el yo íntimo de un aprendiz autorregulado. Es poner en juego sentimientos, dijo, y es cuestionar dinámicas y estructuras de poder de las cuales no siempre somos conscientes.

“Pocas veces he aprendido tanto”, confesó Corral Ruso al describir una experiencia, donde lo más importante no fue el magisterio, sino el misterio de la transformación de un ser humano cuando aprende qué es y para qué sirve dialogar, participar, liberarse.

“¡Cambios de verdad!”, subrayó, mientras insistía en la necesidad de desafiar a la “obviedad”: “Los sistemas políticos asumen que las personas nacen demócratas, pero no es cierto. La democracia hay que aprenderla… y este libro tiene mucho de eso”.

 

 

 

VI Encuentro Internacional “Infancias y juventudes en América Latina y el Caribe: incertidumbres, resistencias, innovaciones”

Las realidades latinoamericanas y caribeñas enfrentan hoy escenarios de creciente complejidad; la incertidumbre se convierte en un signo de época, al tiempo que nuevas formas de acción social abren brechas para visualizar futuros posibles. En este contexto, pensar de modo crítico los procesos en los que se construye lo infantil y lo juvenil, demanda una mirada transdisciplinar que articule lo cultural, lo histórico, lo político, lo económico, desde renovadas propuestas teóricas y metodológicas. Primer aviso 2-01

A partir de ello, en el marco de las jornadas de celebración por el 50º aniversario de CLACSO y en homenaje al 50º aniversario de la desaparición física de Ernesto Ché Guevara, el Grupo  de Estudios sobre Juventud del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, con el coauspicio del Grupo de Trabajo de CLACSO “Infancias, Juventudes: prácticas políticas y culturales, memorias y desigualdades en el escenario contemporáneo”, invitan a investigadores/as, académicos/as, especialistas, decisores/as de políticas, líderes juveniles, trabajadores/as sociales, educadores/as y estudiantes, a participar en el VI Encuentro Internacional “Infancias y juventudes en América Latina y el Caribe: incertidumbres, resistencias, innovaciones”, a celebrarse en La Habana del 11 al 13 de octubre de 2017.

Primer aviso 2El VI Encuentro pretende contribuir desde la diversidad de saberes a la construcción de conocimiento colectivo en torno a los siguientes ejes:

- Enfoques epistemológicos, teóricos y metodológicos

- Políticas públicas

- Dinámica demográfica y migraciones

- Desigualdades y exclusión social

- Educación, trabajo y empleo

- Comunicación, medios, tecnologías

- Procesos de socialización, integración y desintegración social

- Relaciones intergeneracionales

- Prácticas sociopolíticas, acción colectiva y movimientos sociales

- Procesos de subjetivación, imaginarios sociales y memoria

- Violencia, conflictos y construcción de paz

- Cuerpo y emociones

- Interseccionalidad: género, raza, etnia, territorio, clase

Más información aquí:

Descargar Primer Aviso

Contactos:

Correo electrónico: tallerjuventud@cips.cu

Teléfono: (53-7) 8306674

Cambiando Esquemas

Sobre el taller de Empoderamiento y Comunicación.

¿Tiene interés en lograr cambios en sí mismo y quienes le rodean? ¿Desea renovar sus destrezas comunicativas?  ¿Sueña con mejorar su ambiente de trabajo modificando sus relaciones? … entonces puede considerar participar de unConvocatoria2015a experiencia única: Taller Empoderamiento y Comunicación 2017.

El empoderamiento y la comunicación se abordan a partir de lo que experimentan los participantes durante los días del taller. De una forma amena y poco tradicional se reconstruyen conocimientos y habilidades para mejorar su desempeño en la organización. Para ello se desarrollan ejercicios específicos fundamentados teórica y metodológicamente en la Psicología y Desarrollo Organizacional.

Para precisiones contactar a:

Yolanda Tacoronte PIcart: Presidenta del Comité Organizador del Evento

E-mail: tallerec@cedel.cu

Teléfono: 881-4598

Descargar convocatoria

 

 

 

Miradas entrecruzadas en apuesta por la Ciencia

Por: Celia Elizabeth Cadaval

Fotos: Raydel Pérez Rodríguez

El martes 17 de enero en la Unión de Juristas de Cuba, celebró el Día de la Ciencia una institución que desde hace más de tres décadas realiza significativos aportes a la investigación social. El Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), en su continua apuesta por la Ciencia, reunió a sus investigadores/as en una jornada científica en la que se entrecruzaron miradas por un mejor andar.

2

En esta ocasión, fueron presentados los paneles:“Transformando las comunidades. Papel de las ciencias sociales” y “El CIPS en la II Bienal Iberoamericana de Infancias y Juventudes”, integrados por investigadores/as del propio Centro. 

                                                                  

La oportunidad de compartir este espacio desde una perspectiva diversa, fue propicia para conocer e intercambiar acerca de las experiencias8 del CIPS en el contexto cubano y en diálogo con otras realidades a nivel regional, al tiempo que se visibilizaron la labor investigativa y de colaboración de los/as investigadores/as y se identificaron rasgos comunes, diferencias y particularidades que matizan nuestra labor científica. 
                                                     

Entre los temas más relevantes, fueron destacados por el auditorio el papel de las ciencias sociales, el diálogo con decisores y la intencionalidad de una mayor integración y divulgación de las investigaciones de esta institución, frente a unos contextos nacional y regional de reajustes, cambios y retos.

Ciencias sociales cambian (con) los barrios

Por: Daymaris Martínez Rubio. Grupo Creatividad para la Transformación Social.

Foto: Cortesía del TTIB-CH

Pese al arraigo y credibilidad de su rostro más visible: el académico, bajar la Torre de Marfil para hacerse un sitio entre la gente común define hoy el cometido central de unas ciencias sociales cada vez más exigidas por una pregunta: ¿interpretar o transformar, cuál debería ser la cuestión?

Durante décadas, la búsqueda de respuestas a esa interrogante ha inspirado el trabajo del Grupo Creatividad para la Transformación Social (GCTS) del CIPS, que ha iniciado este 2017 con una reflexión sobre el papel de las “redes público-no estatales” en el mejoramiento de la calidad de vida de comunidades vulnerables, escogido como eje articulador de un estudio previsto para los próximos tres años.

creatividad

El proyecto, enmarcado en el Programa Nacional de Ciencia y Tecnología sobre Desarrollo Local, se enfocará en la construcción de redes o “alianzas solidarias” basadas en el protagonismo de actores no tradicionales, como las cooperativas del emergente sector no estatal, además de otros de reconocida trayectoria, como el Taller de Transformación Integral del Barrio de Cayo Hueso (TTIB-CH) fundado en 1989.

En un encuentro sostenido en la sede del TTIB centrohabanero, Ovidio D’Angelo, coordinador del GCTS, explicó los objetivos de un proyecto que visualiza a las cooperativas como “un nuevo espacio de relaciones económicas y sociales, donde se generan prácticas y valores de desarrollo humano sustentable, comunitario y local; cuyo principal sentido debería ser un compromiso con el modelo de gestión democrático, centrado en el bienestar de sus socios y la comunidad, por encima de lo privado”.

En nombre de una comunidad expuesta a duros contrastes (alta urbanización/inmuebles precarios, rico acervo cultural/olvido…), María del Carmen Espinosa y Mayler Eglis Durán, especialistas del TTIB-CH, agradecieron el enfoque participativo de una propuesta de transformación desde abajo, que aspira a recuperar el sentido de comunidad a partir del sujeto social colectivo como principal protagonista de los cambios.