Entrevista a Daisy Rivero, Vicepresidenta de la Academia de Ciencias de Cuba para las Ciencias Sociales

Inicios

La fundación del Centro constituyó un hito. En primer lugar dentro del ámbito de la propia Academia de Ciencias de Cuba (ACC), que solo contaba con cuatro centros de ciencias sociales y sirvió para que los centros de la Academia comenzaran a tener visibilidad en el contexto general de las investigaciones sociales del país. Al fundarse, por primera vez se identificaron una serie de problemas sociales que había que abordar de manera multidisciplinaria, ni siquiera interdisciplinaria, claro que su mismo nombre ya dejaba sentado que las dos especialidades, sociología y psicología, estaban presentes. En el caso de la sociología fue muy importante, pues investigación en esa esfera, solo había hasta entonces algo en la Universidad de La Habana y tal vez en alguna de otra provincia, pero no había sido nunca el fuerte de las investigaciones sociales. En el caso de psicología, pienso que sólo había investigaciones en la facultad de Psicología de la Universidad de La Habana. […].

Los que iniciaron el trabajo del Centro, casi todos eran jóvenes, con algunas excepciones […]. Entre los méritos más importantes de Ángela como directora, es que hizo un plan de doctorados, […] y logró que en la mayoría de los casos secumpliera la defensa de las candidaturas. El Centro […] pasó a ser, no solo dentro de la Academia de Ciencias de Cuba, sino en general en la esfera de las ciencias sociales, en un período de aproximadamente siete años, uno de los centros que más candidatos y doctores tenía.

Algunas líneas de investigación abordadas

El Centro identificó líneas, comenzó trabajando en familia, estudios sociorreligiosos, problemas laborales, cuadros, juventud y empezó a brindar resultados concretos con recomendaciones que se hacían llegar directamente a los que ahora llamamos decisores y que en aquel momento los llamábamos usuarios. De ahí vino el vínculo, por ejemplo de la FMC con el CIPS, mediante los estudios de familia, de las caracterizaciones que se hicieron de los problemas de la familia, de sus cambios, entre otros. Los estudios sociorreligiosos, con el departamento que Ramírez Calzadilla fundó fueron importantes. […]. Pienso que ese departamento logró algo muy importante: el vínculo directo con el departamento de Asuntos Religiosos del Comité Central, quien tomó a este departamento como su brazo derecho, cada vez que se identificaba algún problema […]. Así comenzó ese trabajo sobre las procesiones hacia El Rincón, que eso ha sido años y años y ha servido para mucho, para una visión real de cómo ha ido transitando la religiosidad, quiénes van y por qué van, no solo es numérico sino una caracterización real del problema. Además Calzadilla tuvo la visión de abrir el diapasón y fue trabajando otros movimientos religiosos. Pienso que el CIPS es el centro que ha hecho las investigaciones más destacadas en esta esfera. […]

Cuando el CIPS comenzó a dar resultados concretos que se podían brindar al PCC o al Poder Popular, la Doctora Rosa Elena comenzó a darle encargos al CIPS específicamente. Por ejemplo, a fines de la década del 80, […] ya era evidente que había que hacer un estudio de las penitenciarías del país, para entregarle al MININT una caracterización de la masa de presos jóvenes […] y mediante esta solicitud concreta en menos de un año se entregaron recomendaciones. Asimismo cuando empezó la problemática del SIDA en Cuba […] se integró un colectivo con compañeros del CIPS y de otras instituciones, y en menos de tres meses se dio una caracterización de la situación y recomendaciones importantes […].Se presentan entonces en el país dificultades con la política con los cuadros del Estado y se le pide nuevamente crear un grupo para iniciar las investigaciones, que luego se convirtió en un Programa […]. Luego vino la solicitud de los problemas que se estaban dando en el reparto de Alamar.

El CIPS también marcó con esos resultados. […] En ese momento también se llevó adelante el Programa Juventud, con el compañero Juan Luis Martín al frente. Otra línea importante fueron los estudios de colectivos laborales y la de estructura socioclasista.

Relación investigadores y decisores

Con la reanimación del Polo de Humanidades, con la identificación que se ha hecho de las prioridades de las ciencias sociales, que tienen que ver con las investigaciones que hace el CIPS, estamos en una coyuntura muy buena para impulsar nuevas investigaciones directamente vinculadas a los tomadores de decisiones y profundizar más en esa relación, entre los que quieren resolver problemas y los investigadores que trabajan para ayudar a resolverlos. Se ha avanzado en la comprensión de los investigadores que para que su trabajo sea aceptado y asimilado por los decisores. Hay que saber escribir más corto, con términos más asequibles, pues son diversos los problemas y diferentes los cuadros que reciben los resultados, a nivel de provincia, municipio, etcétera. […] El proceso de diálogo con la toma de decisión comenzó con solicitudes desde arriba y la confianza se la ganaron porque salieron bien esos trabajos, y a la vez el colectivo laboral del CIPS se sintió estimulado al ver que sus recomendaciones tomaron valor. Este proceso fue mutuo. En aquella etapa, nos ayudó mucho, el departamento ideológico, ciencia, educación y cultura, presidido por el compañero José Ramón Balaguer, y era muy sensible a todo eso y convocaba a todos los investigadores.

Balance general y retos

El trabajo en todos esos frentes dio frutos importantes y le dio prestigio al CIPS. También la capacidad de Ángela de aunar los esfuerzos de los investigadores, y los de otros centros en aras de resolver o dar resultadosconcretos sobre los problemas determinados. Así se ganó la confianza entre los que querían que se trabajaran determinadas cuestiones y los que trabajaban. Por eso en época de Ángela, eL CIPS fue vanguardia nacional durante 10 años consecutivos. Para mí fue una directora ejemplar y muy activa. […] El CIPS creó el Centro de Documentación, con lo cual estaba todo registrado y los trabajos para ser consultados. La creación del laboratorio, también fue significativo, pues se vinculó a una comunidad importante y empezó a jugar un papel activo, no solo de investigación, sino tratamiento a personas de la comunidad. […] El CIPS […] tiene que vincularse más a la docencia, que eso enriquece y no empobrece. […] En la época de Ángela avanzaron mucho con resultados aplicados, pero hay que avanzar más en el avance teórico de esasmismas disciplinas.

Oficinas de la Academia de Ciencias de Cuba
20 mayo de 2008

Los comentarios están cerrados.