Resultados de Investigación sobre Generaciones y Juventud (1986-actualidad)

Los medios de comunicación masiva y las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. Su papel en la socialización de adolescentes y jóvenes, (2012), M. I. Domínguez, I. Rego, F. García, Y. Moretón y las colaboradoras: N. González, C. Castilla y M. Sánchez. Otras/os colaboradoras/es: V. Rodríguez, D. Domínguez, L. Solares y J. M. Rodríguez. La investigación da continuidad a una línea de trabajo cuyo propósito general es aportar una mayor comprensión de los procesos de socialización de adolescentes y jóvenes en la capital del país por diversas vías, tanto  institucionalizadas como informales. En particular, este trabajo se centra en los medios de comunicación masiva (MCM) y las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (NTIC) como instancias de socialización de los grupos juveniles. Su objetivo fue caracterizar las relaciones que se establecen entre MCM y NTIC, de una parte, y adolescentes y jóvenes, de otra, y su influencia en el proceso de socialización en valores Se analizó la política trazada para los MCM en su función socializadora de niños/as, adolescentes y jóvenes, como punto de partida que permitió contrastar su aplicación en algunos casos concretos de la programación destinada a estos sectores, así como su aceptación entre el público juvenil de varios municipios de La Habana. Asimismo se exploró la relación de adolescentes y jóvenes con las NTIC, su acceso y tipo de uso, en un primer acercamiento que permita posteriormente profundizar en el papel que las mismas pueden estar desempeñando en la socialización de las juventudes.

Socialización en valores en el Sistema de Educación Cubano, (2011), C. Castilla, Y. Moretón, J. M. Rodríguez. Coordinación general M. I. Domínguez. Colaboración: I. Rego, F. García, V. Rodríguez, M. Sánchez. La investigación enfoca su mirada en la articulación de 3 categorías centrales: socialización – valores – educación. A partir del análisis teórico y los antecedentes investigativos de esta trilogía, y dando continuidad a estudios precedentes, se planteó como objetivo central  analizar las características de la dimensión política y ejecutiva del proceso de socialización en valores en el Sistema de Educación en Cuba, en su nivel medio y medio superior. La problematización del papel de las políticas educativas cubanas en la formación de valores, pero más aun, para una ciudadanía integral, permite arribar a un conjunto de reflexiones acerca de los retos que enfrentan los procesos de socialización formal, fundamentalmente en el sistema de educación en Cuba, en su papel de formar sujetos con un desarrollo de valores éticos superiores, realmente movilizadores.

Socialización para la participación social en instituciones de educación superior, (2010), C. Castilla. (Tesis de Maestría). El presente trabajo, con carácter fundamentalmente monográfico, tuvo como objetivo el análisis del papel de las actuales políticas de formación de la Educación Superior cubana, en la socialización de los estudiantes para la participación social efectiva. Para ello asume dos procesos centrales: socialización y participación social. Se toman como marco general de la investigación, los principios de la teoría crítica. Posteriormente al recorrido por los antecedentes y el desarrollo del posicionamiento propio en cuanto a las categorías centrales, se realiza el análisis del devenir de las políticas educativas en Cuba desde el año 1959 a la actualidad, así como su impacto en la subjetividad de la juventud. Se particulariza en sus aspiraciones y su participación social. Son analizados los documentos que dirigen la política de formación en la Educación Superior cubana en la actualidad, para identificar sus potencialidades en la formación para la participación social efectiva. Las conclusiones son elaboradas desde la óptica de los retos y oportunidades que enfrentan estas políticas hoy, con sus características, en la formación para la participación social, para dar pie a un conjunto de recomendaciones que puedan contribuir a continuar en el camino de perfeccionamiento de los procesos de socialización desde las instituciones educativas.

La juventud de Ciudad de la Habana: la conformación de identidades, (2009), M. I. Domínguez y colaboradores C. Castilla, V. Rodríguez, F. García, Z. Brito, Deisy Domínguez.  El presente resultado tuvo como objetivo general caracterizar los procesos de conformación de las identidades de la juventud capitalina y los factores que en ello están influyendo. Para ello desarrolló varios objetivos específicos, encaminados fundamentalmente a caracterizar la influencia de las dinámicas socio estructurales en la conformación de la identidad de la juventud capitalina, en cuatro niveles (generacional, sociodemográfico, con particular énfasis en la dimensión territorial asociada a la dinámica de las migraciones internas e internacionales, socio-clasista y el de condiciones materiales de vida, en particular ingresos y vivienda); caracterizar algunos elementos del universo de sentido en grupos de la generación joven de cuatro municipios de Ciudad de la Habana, en su relación con la conformación de su identidad; identificar conexiones relevantes entre la identidad territorial y la identidad generacional de la juventud capitalina y proponer recomendaciones a la política social dirigida a la juventud de la capital, encaminadas a un fortalecimiento de sus identidades.

La orientación profesional de los estudiantes universitarios hacia el trabajo científico técnico en Cuba (2008), M. I. Domínguez, C. Castilla, D. Quintana, Z. Brito y colaboradora V. Rodríguez. El resultado brinda un análisis acerca del papel familiar, escolar y específicamente de la institución universitaria, en el proceso de orientación profesional general y hacia el trabajo científico-técnico de los estudiantes. Realiza una caracterización del grupo de los estudiantes universitarios, vinculados a carreras directamente relacionadas con la actividad de la ciencia y la innovación tecnológica, a partir de sus rasgos socioestructurales y subjetivos fundamentales. La información fue recogida en 25 carreras universitarias, ubicadas en siete centros de educación superior de seis provincias del país.

La juventud ocupada en el sector de la ciencia y la innovación tecnológica en el marco del funcionamiento de sus instituciones (2008), M.I. Domínguez, C. Castilla, Z. Brito, colaboradoras V. Rodríguez y D. Quintana. El resultado da continuidad al proyecto La juventud en el sistema de ciencia e innovación tecnológica en Cuba. Ofrece una caracterización del funcionamiento institucional en una muestra de 50 centros de ciencia e innovación tecnológica, pertenecientes a seis OACE del país, ubicados en siete provincias, a través de un conjunto de procesos claves para la integración del joven a la institución, así como una caracterización desde el punto de vista estructural y subjetivo, de la juventud profesional y técnica ocupada en ellos. Ofrece un amplio conjunto de recomendaciones para el perfeccionamiento del trabajo con la juventud en el sector.

Lugar y papel de la juventud en la política científica nacional (2005), M. I. Domínguez, Z. Brito, C. Castilla, L. Fernández y colaboradora V. Rodríguez. Es el primer resultado del proyecto La juventud ocupada en el sector de la ciencia y la innovación tecnológica en Cuba del PNCT Sociedad Cubana. Analiza qué está pautado en materia de política científico-tecnológica en relación con la juventud tanto en los documentos rectores de la política nacional (documentos del PCC y la UJC, discursos de Fidel Castro, Constitución de la República) como en los documentos normativos de los organismos rectores de la actividad (ACC y CITMA). Ofrece la visión de un grupo de 22 expertos sobre el tema, compuesto por personas que dirigen la actividad de ciencia y tecnología en esos organismos y en otras instituciones y organizaciones claves (MES, MINSAP, Consejo de Estado, SNTC, BTJ). Brinda también un análisis sobre los diferentes estudios e investigaciones hecho hasta el momento sobre el tema y del tratamiento que brinda la prensa escrita. Ofrece un conjunto de recomendaciones al tratamiento de la juventud por la política de ciencia e innovación.

Subjetividad e identidad de la juventud en la capital (2004), M. I. Domínguez, D. Cristóbal y D. Domínguez. El resultado ofrece una imagen de algunos rasgos de la subjetividad de la juventud de Ciudad de La Habana y dentro de ella –con particular énfasis– diferentes dimensiones de su identidad y la relación de esos rasgos con su integración social. El análisis se plantea un corte temporal en medio de la aplicación de un conjunto de programas sociales dirigidos a la juventud que representan cambios en las políticas a ellos dirigidas. El hecho de contar con un estudio realizado a fines de la década de los noventas, que representó una medición de naturaleza similar antes de la aplicación de los programas y que permitía disponer de una caracterización de la juventud en ese momento, favorece la realización de un análisis comparativo para considerar posibles efectos que esta nueva etapa tiene sobre la subjetividad de la juventud en relación con sus procesos de integración social. El estudio recoge dimensiones tales como las aspiraciones juveniles actuales y en una perspectiva de futuro; sus percepciones sociales en torno a los principales problemas de la sociedad; sus visiones sobre las migraciones internas y externas y profundiza en cuestiones de la identidad nacional, local y generacional, esta última en relación con sus visiones de la juventud cubana como grupo, y en comparación con la juventud de otras partes del mundo y con el mundo adulto. Brinda un conjunto de propuestas para la aplicación de estos resultados a las políticas hacia la juventud en el territorio capitalino.


Percepciones de la juventud de Ciudad de La Habana sobre tendencias de desintegración social (2003), D. Domínguez, M. I. Domínguez y D. Cristóbal. El resultado tiene como antecedente los obtenidos en el proyecto sobre Integración Social de la Juventud del Programa Nacional que recogió información a fines de los noventas, lo que permite evaluar la evolución que ha tenido esa temática a partir de los cambios sociopolíticos acontecidos desde la etapa anterior hasta la actualidad, como consecuencia de la implementación de los nuevos programas de la Revolución, los cuales han impactado considerablemente las maneras de percibir y actuar ante las tendencias de desintegración social exploradas, en tanto vía para promover una cultura social tendiente a la integración. Dentro de las tendencias desintegradoras se abordan la prostitución, infección por VIH/SIDA, alcoholismo, drogadicción y violencia, las que han mantenido una presencia significativa durante los últimos años y producen graves afectaciones para la integración social del sector juvenil. El objetivo principal, más que el estudio detallado de cada tendencia, es indagar las percepciones que tiene la juventud sobre ellas, a la vez que ofrece la posibilidad de conocer a partir de sus discursos, cuál es el nivel de información que tienen sobre las temáticas y qué posición asumen frente a estos fenómenos sociales.

La integración social de la juventud en Ciudad de La Habana (2003), Cristóbal, M. I. Domínguez y D. Domínguez. El resultado explora los procesos de integración social de la juventud cubana en Ciudad de La Habana, a la luz de las difíciles circunstancias socioeconómicas atravesadas por la sociedad durante la última década y pone el énfasis en las transformaciones y dinámicas a las que se enfrenta en el nuevo siglo. Da continuidad a resultados anteriores sobre la integración social de la juventud cubana y toma como elementos básicos las posibilidades de acceso a la educación, el empleo y la participación sociopolítica, esta vez de un segmento importantísimo de la juventud cubana: la juventud de la Capital. El objetivo del estudio es constatar si las transformaciones que tienen lugar en el país como parte de la actual Batalla de Ideas, que ha significado la realización de numerosos programas sociales directamente encaminados a la esfera de educación, empleo y participación social de la juventud, ya dejan sentir sus impactos. El análisis no se limita solo a describir los procesos objetivos que en este sentido tienen lugar, sino que profundiza en la relación y correspondencia con las percepciones y representaciones que en el ámbito de la subjetividad tienen los jóvenes sobre ellos.

La subjetividad de la juventud en Cuba (2002), M. I. Domínguez, D. Cristóbal y D. Domínguez. El resultado identifica las principales aspiraciones de la juventud, sus esferas y jerarquía, caracteriza las percepciones de la juventud acerca de la sociedad cubana en relación con sus oportunidades y limitaciones para la integración social presente y perspectiva y caracteriza aspectos claves de la identidad juvenil en sus dimensiones nacional y generacional, así como su significación para la integración social. Profundiza en el comportamiento diferenciado de los rasgos subjetivos antes enunciados, según la pertenencia socioestructural delos jóvenes, fundamentalmente según el grupo social de pertenencia, el territorio, el género y el subgrupo de edad dentro de la juventud. Toca temas como el de las migraciones internas e internacionales, las relaciones de pareja y el uso del tiempo libre. Realiza análisis comparativos con los rasgos de la juventud cubana de finales de la década de los ochentas, para identificar tendencias de conservación o cambio.

Integración y desintegración social de la juventud cubana a finales de siglo. Procesos objetivos y subjetividad juvenil (2000), M. I. Domínguez, D. Cristóbal y D. Domínguez. El resultado explica brevemente los referentes teóricos de los que parte y contextualiza los análisis de la realidad cubana a partir de visiones comparativas de esa realidad en sentido histórico y con la situación internacional. Expone las características delos principales procesos de integración social de la juventud cubana, especialmente acceso a la educación, empleo y participación social y muestra sus percepciones sobre un conjunto de tendencias desintegradoras que afectan a este grupo de la población en distintas partes del mundo tales como violencia, prostitución, alcoholismo y drogadicción e infección con VIH/SIDA y cuáles son sus visiones en relación con esa realidad en Cuba. El trabajo además de brindar gran cantidad de información sobre el estado de esos fenómenos en el país, permite conocer sobre los problemas que afectan a la juventud desde la propia perspectiva juvenil y permite valorar las diferencias en relación con otros contextos.

La segunda generación de cubanos en el sur de la Florida (1997), M. I. Domínguez y M. Díaz. El informe es el resultado de un primer estudio empírico sobre la segunda generación de cubanos en el sur de la Florida, presentado por investigadores residentes en Cuba. Es un acercamiento con carácter exploratorio, que reseña brevemente las principales direcciones del análisis existente en los Estados Unidos sobre el tema de la segunda generación de emigrados cubanos; establece un primer esquema para el estudio de la segunda generación de emigrados cubanos en el sur de la Florida y realiza una exploración empírica de naturaleza cualitativa. Esta última fue concebida a partir de la relación de tres elementos claves, para caracterizar los procesos de conservación y cambio que experimentan las comunidades de emigrados en sus nuevos contextos y sus relaciones con la sociedad receptora y el país de origen, como son: movilidad social e inserción en la nueva estructura social; identidad etnocultural y cultura política. Estos elementos tienen valor conceptual y metodológico para caracterizar a la segunda generación de cubanos en el sur de la Florida, entender sus relaciones actuales con el país de origen y formular hipótesis acerca de una relación perspectiva. Los resultados permitieron caracterizar los procesos de movilidad social que se han dado en estos jóvenes y su familia, desde el momento en que sus padres salieron de Cuba hasta la actualidad; indagar algunos elementos relativos a su identidad, a su autodefinición como cubanos, la conservación de costumbres y gustos de origen cubano, conocimiento del idioma Español y su interés por conservarlo, entre otros; conocer cuáles son los nexos reales con el país de origen de sus padres y por último, sus posiciones políticas respecto a Cuba: su inserción en organizaciones, qué opinan de la situación actual del país y cómo ven su futuro, qué piensan de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y cómo se ven ellos en relación con la Isla, sobre todo en perspectiva. Estos elementos, más que un carácter conclusivo, tienen el propósito de abrir senderos para la continuidad del trabajo. (Premio Resultado Científico Destacado de la Universidad de La Habana).

Integración social de la juventud cubana: Reflexión teórica y aproximación empírica (1997), M. I. Domínguez, M. E. Ferrer y colaboradora M. R. Díaz. Aporta una mirada a la situación actual de la juventud en Cuba, a través de la categoría integración social. Para lograrlo el estudio presenta: las principales concepciones sobre integración social en el pensamiento sociológico; aportes y limitaciones para elaborar un enfoque propio; una definición del concepto de integración social desde la perspectiva de las autoras, una aproximación al cuadro de la integración social de la juventud y de las principales tendencias desintegradoras que cobran fuerza a partir de los años noventas. Asimismo evalúa las fortalezas y debilidades del grupo juvenil en este contexto social e identifica grupos particulares dentro de la juventud donde se concentran factores negativos que los hacen más vulnerables a la desintegración. (Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba).

Reproducción social y acceso a la educación en Cuba (1997), M. I. Domínguez y M. R. Díaz. El trabajo muestra el significado de la composición socio estructural de los estudiantes y su acceso a la enseñanza superior, para la reproducción de la estructura clasista de la sociedad y la satisfacción de las aspiraciones juveniles. Fundamenta como, luego del dinámico proceso de movilidad social ascendente para la juventud, favorecido por el acceso masivo a la educación en todos los niveles incluido el superior, durante las décadas de los años 60, 70 y primera mitad de los 80, comenzó a producirse un proceso de auto reproducción de los profesionales; es decir, cierto predominio entre los estudiantes de nivel superior de aquellos cuyos padres eran universitarios, lo que redujo las posibilidades de movilidad social para los hijos de obreros y campesinos en comparación con las décadas anteriores. También a lo largo de los años 80 se reforzó la tendencia a una fuerte presencia femenina en las aulas universitarias y a personas de raza blanca. En los años 90 esas tendencias se conservaron e incluso reforzaron. El estudio alerta sobre cambios en las aspiraciones de diversos grupos juveniles con cierta reducción del interés por la superación profesional de nivel superior, pues no se visualizaba en esos años como la vía más efectiva para una movilidad social ascendente de corto plazo. Brinda recomendaciones sobre medidas a emprender en el plano del acceso a la educación superior y al empleo, así como un reforzamiento de áreas particulares de la política educativa.

Che Guevara. Una mirada diferente hacia la juventud (1995), M. E. Ferrer (Libro publicado por la Casa Editora Abril en 1996). Se propone el acercamiento a la obra del Che desde la perspectiva sociológica, en la búsqueda de claves importantes para la investigación de la juventud en la sociedad cubana actual; el rescate de ideas valiosas del pensamiento social de esta significativa figura, para la reflexión teórica y el abordaje concreto de las investigaciones sobre el grupo juvenil. El ensayo descubre con claridad al lector elementos originales en la comprensión de la dinámica de lo social y da algunas coordenadas para su transformación desde las condiciones de un país subdesarrollado como Cuba.

Las generaciones y la juventud en la sociedad cubana: Una reflexión sobre la sociedad cubana actual (1994), M. I. Domínguez (Tesis doctoral). El primer capítulo hace un recorrido histórico por el tratamiento de las categorías generaciones, juventud y socialización en el pensamiento social de la segunda mitad del siglo XIX e inicios del XX, hasta la actualidad, en distintas corrientes de pensamiento, tanto en el mundo occidental como en América Latina, Europa Oriental y Cuba. Los tres capítulos restantes integran la concepción teórico-metodológica elaborada a lo largo de varios años para la investigación de las generaciones y la juventud en Cuba e integra la información sobre la estructura generacional de la población; las interrelaciones clasistas y generacionales; el clima de las relaciones intergeneracionales; la evolución demográfica, económica, las características del proceso de socialización y los principales rasgos de la juventud a lo largo de cuatro décadas, para concluir con un análisis de los impactos que la crisis económica de los años noventas estaba teniendo sobre la juventud, en especial, los efectos sobre el empleo, la instrucción y la calificación, la estructura socioclasista y los procesos de movilidad social, las expectativas y el valor trabajo. Las consideraciones finales aportan elementos en el plano teórico (para la sociología de la juventud), en el de la investigación empírica de la situación del grupo juvenil y ofrece recomendaciones para el diseño de políticas sociales dirigidas a este sector. (Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba y Mención del Ministerio de Educación Superior a Mejor Tesis Doctoral).

Efectos del Período Especial sobre la juventud cubana (1993), M. I. Domínguez y M. E. Ferrer. Este informe de investigación evalúa las transformaciones socioeconómicas del período especial y sus impactos sobre el sector juvenil. La investigación atendió a dos direcciones básicas: procesos objetivos que tienen lugar en la estructura social como consecuencia de la nueva situación socioeconómica originada por la crisis y procesos subjetivos expresados en las expectativas de los jóvenes. Entre los principales resultados se destaca la creciente heterogeneidad de la juventud de acuerdo a expectativas, valores y cultura política, de manera que se identifican y caracterizan tres grupos claramente diferenciados. Como medición temprana de los efectos del período especial sobre la juventud, este resultado se convirtió en punto de referencia necesario para mediciones futuras. Ofreció recomendaciones para enfrentar algunos de los principales retos derivados de esos procesos. (Resultado Científico Destacado al nivel de la Academia de Ciencias de Cuba).

Las investigaciones sobre juventud en América Latina (1992), M. I. Domínguez y M. E. Ferrer. El resultado es el fruto de la revisión bibliográfica de 120 títulos procedentes de más de una decena de países de la región latinoamericana. Hace un balance sintético del estado actual de la investigación sobre juventud en el continente. Analiza las principales tesis formuladas en el marco de las líneas temáticas fundamentales abordadas por la investigación. Resulta un importante antecedente teórico en la comprensión de la juventud como tema de investigación. El trabajo, a partir de una periodización del desarrollo de la investigación sobre juventud en el continente, identifica cinco líneas temáticas, sobre las cuales se organiza el análisis y se realiza un balance crítico. Estas son: definición de juventud; diferencias y relaciones intergeneracionales; socialización; participación política y movimientos juveniles y políticas de juventud.

Características de la estructura social de la juventud cubana (1990), J. Martín y M. I. Domínguez. Se integran los resultados obtenidos en los estudios del Programa Juventud (tanto los realizados por el CIPS como por otras instituciones). Ofrece en síntesis, una mirada de la estructura social desde la juventud en la segunda mitad de los años ochentas del siglo XX, junto a rasgos de la subjetividad juvenil derivados de las transformaciones estructurales y de otros elementos de la influencia social sobre este sector. Se identifican como elementos principales a prestar atención: Transformación de condiciones objetivas y subjetivas tanto a nivel de la política económico-social, como del trabajo ideológico para reajustar expectativas en la dirección que la sociedad pueda cumplir. Procesos de autorreproducción de las clases y su influencia sobre el prestigio social y el atractivo para nuevas generaciones. El efecto tapón sobre las generaciones jóvenes por parte de las mayores. La política social hacia la juventud, planificada, sistémica y diferenciada, con implicación activa de los propios jóvenes, dirigida a cambiar tendencias espontáneas que comprometan la continuidad del proyecto socialista.

Interrelaciones clasistas y generacionales en la sociedad cubana actual (1990), M. I. Domínguez, M. E. Ferrer, M. V. Valdés y colaboradora D. Domínguez. Es el resultado integrador del proyecto de investigación, de carácter conclusivo, que ofrece el cuadro general de la estructura generacional de la población cubana, de la relación entre las diferencias clasistas y generacionales y del clima de las relaciones intergeneracionales en los grupos sociales estudiados. El trabajo concluye, con un análisis del lugar y papel de los principales componentes socioclasistas en la sociedad cubana y la medida en que la generación joven tiende a transformar o a reproducir esa situación.

Diferencias y relaciones intergeneracionales en el campesinado (1990), M.I. Domínguez, M. E. Ferrer, M. V. Valdés y colaboradora D. Domínguez. Reprodujo el esquema de análisis anterior para el caso de los campesinos. Evidenció las tendencias al envejecimiento del campesinado y la pérdida del interés de los jóvenes por permanecer en las actividades agrícolas pues sus aspiraciones de acceder a niveles educativos más altos y desempeñarse en trabajos calificados no se diferenciaron sustancialmente de otros grupos de la juventud aun cuando fuera mayor la distancia entre esas aspiraciones y las posibilidades de lograrlas, dados sus niveles educativos reales y la desvinculación a actividades de estudio. Se evidenciaron notables diferencias entre los jóvenes pequeños agricultores y los cooperativistas, estos últimos con una mayor actividad social.

Características generacionales de los estudiantes y los desvinculados del estudio y el trabajo (1990), M. I. Domínguez, M. E. Ferrer, M. V. Valdés y colaboradora D. Domínguez. Reproduce el esquema de análisis anterior para el caso de los estudiantes de diferentes niveles de enseñanza: media, media superior y universitaria, así como para el grupo de los desvinculados del estudio y el trabajo. En este caso no se hacen comparaciones generacionales, sino que se caracteriza a los jóvenes de estos dos grupos.

Diferencias y relaciones intergeneracionales en la clase obrera y los trabajadores intelectuales (1990), M. I. Domínguez, M. E. Ferrer, M. Valdés y colaboradora D. Domínguez. El enfoque de las diferencias generacionales se basa en un esquema que interrelaciona variables e indicadores en cuatro direcciones: hechos sociales objetivos, dados por las transformaciones socioeconómicas y políticas que han condicionado el resto de las transformaciones y sus manifestaciones concretas en la actividad social; efectos estructurales sobre los grupos generacionales, expresados en elementos tales como pertenencia socioclasista, extracción social, movilidad social intergeneracional, nivel de instrucción y de calificación, características de la educación recibida y condiciones materiales de vida; conductas derivadas en esferas como la familia, el tiempo libre y la actividad social; y posiciones subjetivas medidas a través de sus valoraciones sobre la actividad social, sobre los principales problemas de la sociedad, así como sus aspiraciones. Se abordan, además, las relaciones generacionales entre jóvenes y adultos, en las esferas laboral y sociopolítica. Se miden las valoraciones de las generaciones sobre sí mismas y sobre las otras, sobre las posibilidades de contar con condiciones de igualdad en estas dos esferas, las valoraciones acerca de la ayuda de los mayores a los jóvenes y las preferencias en las relaciones intergeneracionales.

La estructura generacional de la sociedad cubana actual (1989), M. I. Domínguez. Fundamenta la importancia de la investigación de las generaciones y ofrece los criterios teórico-metodológicos básicos para su estudio. Se definen las generaciones; se expone el procedimiento para la comprobación de la estructura generacional de la población cubana actual y se muestra la estructura encontrada, compuesta por cinco grupos: primera generación, nacidos entre 1922 y 1943; segunda generación, nacidos entre 1944 y 1949 (grupo generacional de transición); tercera generación, nacidos entre 1950 y 1961; cuarta generación, entre 1962 y 1975 y quinta generación, nacidos después de 1976.

Tendencias del desarrollo de la estructura social de la juventud cubana (1987), M. I. Domínguez. Aporta una visión global de la estructura social de la juventud cubana hasta l986 y analiza las principales tendencias positivas y negativas que ha seguido la transformación de la estructura social del grupo en el marco de las transformaciones socioeconómicas generadas por la Revolución. Se hace referencia a las interrelaciones entre los elementos socioclasistas, socioprofesionales y sociodemográficos de este grupo social. Es un trabajo que sobre la base de fuentes secundarias integra un cuadro de la juventud desde el punto de vista estructural que resulta imprescindible en cualquier análisis sobre el tema. Las tendencias que se identifican a manera de conclusiones no se limitan a los procesos objetivos analizados, sino que se dan algunos elementos de carácter subjetivo asociados a estas tendencias, presentándolos a manera de hipótesis.

Aspectos teórico-metodológicos de la investigación de la juventud en el campo socialista (1986), M. I. Domínguez y M. E. Ferrer. Es un trabajo de revisión bibliográfica que ofrece una panorámica del estado de la investigación sobre juventud en los países socialistas de Europa Oriental y Cuba. Es un importante antecedente teórico en la comprensión de la juventud como tema de investigación, que hace referencia a la organización de las investigaciones sobre el tema por países, en la que se identifican los centros o instituciones dedicadas a los estudios de juventud, la existencia o no de programas coordinados de investigación, las temáticas más trabajadas y sus principales aciertos y desaciertos. Aporta un análisis del contenido de las investigaciones elaborado a partir de la identificación de cinco líneas de trabajo: Categoría juventud (rasgos principales, límites de edad juvenil y periodización interna); generaciones y su sucesión; estructura social de la juventud; educación comunista de la juventud y crítica a las teorías burguesas sobre la juventud. En el caso de Cuba, aparece una exposición del devenir de la investigación desde inicios de la Revolución, particularizando en la evolución del hoy Centro de Estudios sobre la Juventud (CESJ) hasta la constitución del Programa de Investigaciones sobre la Juventud que se desarrolló entre l986 y l990. Las conclusiones hacen referencia a las dificultades y problemas que a partir del análisis anterior se identifican como las básicas a enfrentar por la investigación social de la juventud.

Principales investigaciones sobre la juventud en Cuba 1969-1985 (1986), M. I. Domínguez y M.V. Valdés. Constituye el primer resultado del programa nacional de investigaciones sobre la juventud. Parte de un inventario bastante exhaustivo de las investigaciones sobre juventud realizadas hasta esa fecha en el país. Se compilan 301 estudios, de los cuales casi las dos terceras partes se realizaron entre 1981 y 1985. La conclusión fue que el rasgo distintivo de los estudios era su dispersión, la concentración en temas muy específicos o universos demasiado pequeños y localizados, con fuerte predominio del empirismo, que condujeron poco a la reflexión teórica y a las interpretaciones globales. Fue un punto de partida importante para la concepción y diseño del Programa.

Deja un comentario