Significado del CIPS para la sociedad cubana actual

Foto por Raydel Pérez

Compartimos con todos y todas, las palabras de Juan Luis Martin, fundador del CIPS, durante el acto de entrega de la Medalla XXX Aniversario del CIPS.

Por: Juan Luis Martin

Quiero comenzar agradeciendo, de todo corazón, haber sido elegido para pronunciar estas palabras. Realmente  constituye un honor.

Un día como hoy viene a mi memoria aquella mañana en que, siendo jefe del Departamento de Sociología del Instituto de Ciencias Sociales, la Dra. Daisy Rivero, en su condición de Vicepresidenta de la Academia de Ciencias,  me citó a su despacho para pedirme que organizara un grupo de trabajo con el fin de elaborar la propuesta de creación de un centro de investigaciones psicológicas y sociológicas. Inmediatamente me di a la tarea  y se creó el grupo integrado por el inolvidable investigador y amigo Jorge Ramírez Calzadilla, las compañeras Daisy García, Karelia Barreras y mi persona. La propuesta fue aprobada semanas mas tarde y nació el CIPS.

Para mí, como para muchas de las personas que hoy se encuentran en esta sala, el CIPS forma  parte de una de las etapas más fecundas y  bellas de mi vida.

Está vinculado a recuerdos imborrables como la investigación sobre las nacionalidades, realizada en la República Popular de Angola en medio de la guerra  la cual, -aunque no se conoce en Cuba- recibió la felicitación pública del Presidente José Eduardo Dos Santos en el discurso de apertura del I Congreso del MPLA ; el Programa de Investigaciones sobre la Juventud y el Programa de Cuadros, primeros Programas Nacionales  de Ciencias Sociales realizados en el país; el Grupo Interministerial para el Trabajo Comunitario Integrado, presidido por la Dra. Rosa Elena y conformado por 8 ministros, y muchas otras experiencias de hondo significado científico y  emocional. En todas estas tareas, y en muchas otras que dejaron su huella en el país y más allá de él, las contribuciones del CIPS constituyeron aportes esenciales.

Hoy la sociedad cubana inicia la construcción de una nueva etapa de su historia. Una de sus características es el reconocimiento creciente del lugar y papel de las Ciencias Sociales en el diseño y evaluación de políticas; el desarrollo ideológico y muchas otras áreas de la sociedad lo que se manifiesta en hechos  tales como: las ideas contenidas en el lineamiento 137 del VI Congreso del PCC, el Objetivo 65 de la Conferencia; el  incremento progresivo de las demandas de investigación por los órganos del más alto nivel de dirección de la sociedad; el desarrollo de canales de diálogo sistemático entre la actividad investigativa y los órganos de dirección de la sociedad. y otros que seria dilatado enumerar.

En este momento, Cuba y la Republica Popular China son los países con mayores y más sistemáticos canales de comunicación entre órganos de dirección de la sociedad  e  investigación social. De manera implícita estos elementos hacen que nuestro pais se convierta, progresivamente, en un laboratorio para las Ciencias Sociales de América Latina y el mundo,  especialmente para aquellos luchan por construir un socialismo atemperado a las características del Siglo XXI

El resultado de este proceso es que nos encontramos en el inicio de  una nueva etapa en la historia de las Ciencias Sociales cubanas. Ante nuestra comunidad científica se abren oportunidades y desafíos superiores a los de cualquier momento anterior.

En este contexto, la importancia estratégica del CIPS, como una de las  instituciones clave de las Ciencias Sociales cubanas, se incrementa y continuara incrementándose, por razones como las que voy a enumerar:

  • Con sus 84 trabajadores, de los cuales 52 son investigadores categorizados, es  la mayor institución de investigación social de Cuba y una de las mayores de América Latina.
  • Por sus treinta anos de existencia, se coloca entre los centros de investigación en Ciencias Sociales, de Cuba y  de América Latina, con mayor acumulación de experiencias.
  • Aunque su nombre refleja una orientación disciplinaria, la  estructura interna del CIPS y su actividad investigativa concreta son de carácter eminentemente problémico. Subordinan el uso de las disciplinas a la naturaleza del problema bajo estudio y no el problema a las disciplinas.
  • La mayoría de las áreas temáticas abordadas por la institución se vinculan a contenidos de los Lineamientos del VI Congreso PCC y Objetivos de la Conferencia.
  • Sus resultados de investigación, a lo largo de estos treinta anos, lo colocan entre los centros de mayor aporte a la vida del país con elementos que abarcan desde la entrada de creyentes a nuestro Partido hasta los sistemas de comercialización de productos agrícolas.

Estos factores constituyen un soporte intelectual y moral para enfrentar los desafíos de los próximos 30 años. A ellos se une la composición etarea de los trabajadores del CIPS, con la presencia de investigadores jóvenes excepcionalmente valiosos, y el dialogo intergeneracional que se pone de manifiesto en el funcionamiento de la institución.

Por la dinámica de la historia los próximos anos estarán caracterizados por una complejización creciente de los procesos ambientales, económicos, políticos y culturales, tanto a escala global, como regional y nacional. La sociedad funciona siempre como una caja de resonancia donde confluyen e interactúan los procesos que tienen lugar en todas  estas dimensiones, con lo cual su complejidad se torna creciente.

En estas circunstancias las Ciencias Sociales que necesita nuestro pueblo y la humanidad toda no son, -como señalara Marx  refiriéndose a los filósofos- para interpretar la realidad sino para transformarla. A ello se podría agregar que, de igual forma, no son para obtener brillo personal sino para contribuir a solucionar problemas.

El cumplimiento de esos objetivos requerirá, de manera creciente, el desarrollo de enfoques sistémicos de los problemas bajo estudio, donde las disciplinas podrán  constituir puntos de partida y pero las soluciones integrales deberán ser  puntos de llegada.

De igual modo las Ciencias Sociales deberán trascender la tendencia a concentrarse  en diagnósticos y evaluaciones  y desarrollar la  capacidad de pronóstico y, muy especialmente, la  capacidad de propuesta.

Una de las vías para lograr estos objetivos es la de continuar fortaleciendo, sistematizando  y perfeccionando los procesos de dialogo entre órganos de investigación y órganos de toma de decisión, lo cual constituye una vía de enriquecimiento para ambas partes.

Por su experiencia y composición el CIPS se encuentra entre las instituciones mejor dotadas, del país y de América Latina,  para enfrentar y vencer estos desafíos.

Los que en diferentes medidas y de diferentes maneras hemos hecho alguna humilde contribución a su formación y desarrollo nos sentimos felices de esta obra colectiva y confiamos plenamente en la capacidad de las jóvenes generaciones para alcanzar y sobrepasar esas metas.

Muchas gracias

Deja un comentario