Algunas consideraciones acerca de la orientación comunitaria.

  • por

Autor: Vivian López González. Artículo publicado en CD Caudales 2011, Editorial Acuario, Centro Félix Varela – CIPS, ISBN 978-959-7071-79-2, La Habana

La Orientación, que en sus orígenes se enfocaba a la determinación y evaluación de capacidadeso aptitudes para el desempeño de determinado empleo (González & Lessire, 2009), en laactualidad se extiende a disímiles áreas: profesional, educativa, vocacional, familiar, sexual,personal, laboral y comunitaria.

Sin embargo, para comprender qué se entiende por Orientación Comunitaria, es precisoclarificar la definición de comunidad.

Numerosas han sido las definiciones que se han formulado respecto a este término. Algunas,inscritas en la corriente funcionalista, toman en consideración solo los aspectos comunes talescomo: lugares, actividades e intereses compartidos que aglutinan a los miembros de lacomunidad, por los cuales se perciben y son percibidos con identidad propia. Mientras que, otrashacen énfasis en aspectos como: la delimitación espacial, el sistema de relaciones sociopolíticas yeconómicas y la similaridad de características socio psicológicas de sus miembros.

En correspondencia con esta última posición, González y Lessire (2009), llevan a caboexperiencias de orientación comunitaria en Venezuela entendiendo la comunidad como “…unaagrupación de personas, relacionadas entre sí por valores, intereses y necesidades comunes,pero además con el criterio de convivencia y proximidad física o territorial. De ahí que, aquellaspersonas que aun habiendo nacido en la zona, se hayan separado de la misma y no habiten enella, no pueden ser considerados como miembros de esa comunidad” (p.134).

Descargar