Servicio “Acompáñame”

cips_smallHoy cuando Cuba enfrenta la COVID- 19 y en homenaje al día dedicado a as/los profesionales de la Psicología cubana, se ha iniciado el Servicio “Acompáñame” que responde al Programa de Atención al Trabajo de Cuidados (PATC) diseñado por el Grupo de estudios sobre Familia del CIPS.

Es un proyecto feminista, desde sus orígenes, por sus objetivos y actores sociales. Constituye un servicio social resultado de al menos dos factores claves: el liderazgo de las mujeres cubanas en el barrio, el papel de las ciencias sociales y las familias. En particular es hijo de la  tradición del CIPS en la investigación acción participativa para la transformación social, dando respuesta a las prioridades del país. Es fruto de la unidad de muchosact.

Surge como una demanda de la Casa de abuelos “Celia Sánchez Manduley” ubicada en el Consejo Popular “El Carmelo”, que ha sido declarado oficialmente en aislamiento social reforzado ante la situación epidemiológica que sufre el país por la presencia de la Pandemia. Este es el Consejo de más concentración de personas mayores en Plaza de la Revolución. Pero, hoy se extiende a otros consejos del referido municipio, mostrando su alta pertinencia social y sus efectos tangibles.

“Acompáñame” es un servicio social, solidario, informativo y de orientación psicológica destinado a brindar apoyo afectivo a las personas mayores de 65 años que viven solas o que no cuentan con el apoyo familiar necesario.  Es un servicio de teleasistencia alternativa personalizada, de carácter preventivo que se desarrolla sobre la base de redes comunitarias. Entre sus objetivos figuran:

  • Acompañar emocionalmente a las personas mayores que requieren de orientación y de apoyo.
  • Canalizar las principales inquietudes, opiniones y preocupaciones presentes en estas personas.
  • Fomentar un espacio para la promoción y el mantenimiento de la salud física y psicológica.
  • Promover el adecuado uso de las informaciones oficiales brindadas por el Estado cubano ante la situación epidemiológica que se atraviesa.

 

Este servicio se inicio con 20 personas mayores de 65 años y hoy se ha triplicado su alcance al abarcar  70 personas en el rango de edades de 65-90, entre ellas 12 cuidadoras que realizan los intensos cuidados a largo plazo, es decir a personas que no pueden valerse por sí mismas.  Cuenta con protocolos diferenciados para la atención social, la orientación psicológica y jurídica, información y promoción de salud. En él liderado, por el Grupo de Estudios de Familia del CIPS, participan activamente la Casa de Abuelos Celia Sánchez Manduley, la  Federación de mujeres cubanas, profesionales de la Psicología, Sociología, Derecho, Demografía y Antropología, pertenecientes a diversas instituciones tales como: Cátedra Nelson Mandela, CENESEX, Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Instituto de Antropología y la Asociación de bufetes colectivos.

El trabajo se realiza en estrecha colaboración con la delegación provincial del CITMA, la atención primaria de salud y los  consejos de defensa a escala municipal y provincial.

En resumen, Acompáñame es solidaridad en clave de unidad y activismo social en las comunidades hacia la construcción de caminos de corresponsabilidad en los cuidados colocados en la agenda “pública” y familiar desde la perspectiva de género y derechos.

Deja un comentario