Un sueño joven que no detiene su vuelo: Regresa La Hendija en su cuarta edición (+Fotos)

Dentro de las actividades que el Centro realizó para celebrar el día de la ciencia cubana, estuvo la presentación del nuevo número de la revista que realizan los/as jóvenes del CIPS “La Hendija”, ahora en una nueva etapa de vida.

La revista fue coordinada por las jóvenes investigadoras: Mirennis Sánchez, del Grupo de Estudios sobre Juventud; Denisse Delgado, del Grupo de Estructura Social; Taimí Garriga, del Grupo Creatividad para la Transformación Social; Jusmary Gómez, del Grupo de Estudios Sociales del Trabajo; Zulema Ortega, del Grupo de Estudios Psicosociales de la Salud; Mirlena Rojas, del Grupo de Estudios Sociales del Trabajo.

(Descargar versión digital de La Hendija)

A continuación las palabras de presentación de La Hendija:

Un sueño joven que no detiene su vuelo: regresa La Hendija en su cuarta edición

Por Mirennis Sánchez

Manos, pecho, piernas y empeño, “no alas”, diría Silvio, son los ingredientes para hacer un sueño. Pero este que regresa hoy en 36 páginas sí ha tenido alas. Se ha hecho andando, ¡Es cierto!, pero nació con alas, porque se hizo de las ganas, la frescura y la vitalidad, de los/as más jóvenes de la casa, hace ya más de 6 años, y como producto joven, ha ido poco a poco, madurando, sin detener su vuelo.

 Renace La Hendija que nos invita a asomarnos, una vez más, al qué, al cómo y el para qué, del quehacer diario del CIPS. Esta vez, con un nuevo perfil editorial que responde a su mismo proceso de maduración como revista científica. Al contar ya con nuestro Cuadernos del CIPS…., nuestra publicación anual donde aparecen reseñados los resultados de investigación de los distintos grupos de trabajo, La Hendija, a través de un proceso de debate y trabajo en equipo, se dio a la tarea de repensar tanto su estructura como las temáticas a tratar. Es así que hoy nos propone, desde el lente de la integración de las Ciencias Sociales, 4 secciones, en una de las cueles aparecen 8 artículos, todos escritos por jóvenes investigadoras de nuestra casa; miradas teóricas, metodológicas, prácticas y subjetividades diversas, que dan color y enriquecen la sección central A Toda Voz.

Su primera sección Dialogando, recoge, desde la misma temática, una síntesis del espacio de diálogo y debate que tuvo lugar en nuestro Centro el pasado mes de junio de 2011, donde participaron investigadores del CIPS, las Facultades de Psicología y de Filosofía, Historia y Sociología, de la Universidad de La Habana, el ICRT, entre otros; y que como se expresa en unas de una de las líneas de la sección, fue un espacio caracterizado por la riqueza en la diversidad del diálogo generacional.

Los que han sido nuestros eventos y otros en los que la institución ha tenido participación, podrá encontrarse en la sección Entretiempos, llamada así porque fue concebida con la intención de divulgar los eventos que ya tuvieron lugar y los que están por realizarse.

La última sección Deconsulta, ofrece, como su nombre lo indica, una sinopsis de las principales publicaciones del CIPS; un espacio que para los/las jóvenes investigadores de otros centros y para estudiantes, será sumamente útil.

Ahora bien, ¿Por qué el tema? ¿Por qué la integración? Hablar de integración de saberes, y no solo los científicos, más allá de si algunos lo han catalogado como una “moda intelectual”, es, a nuestro juicio, una necesidad. Del por qué de ello, intentan dar cuenta los artículos que nos presenta la revista, y para no repetir lo que nos gustaría encontraran en estas páginas, diremos solamente que: por un lado, la integración del conocimiento, de experiencias de trabajo, de prácticas, de personas, de manera diversas de hacer ciencia y de construir la realidad, sigue siendo un reto para las Ciencias Sociales, tanto a nivel universal como para las cubanas, y nuestro Centro tiene aun camino por transitar en esa dirección; saberlo como una potencialidad es ya un buen avance.

Por otro lado, que sean jóvenes, muchos/as de los cuales se inician en el proceso de la investigación científica, los/las que reflexionen sobre la integración, es un punto de partida necesario y caudaloso en su  andar como profesionales, y como profesionales comprometidos y críticos, que es como deben ser los hombres y mujeres de ciencia.

Por último, y no por ello menos importante, la construcción de esta Hendija, ha sido, en sí misma, una experiencia integradora. Un equipo coordinador integrado por jóvenes, mujeres todas, con experiencias de trabajo diversas, estilos de trabajo diferentes, visiones también distintas sobre el cómo hacer, y muchos más aspectos que llenarían la lista interminable de la diversidad; pero unidas todas por el mismo sueño, el de no dejar morir este sueño.

Los invitamos a leer y ojalá, es nuestro deseo, a disfrutar este nuevo número de La Hendija, que los llama no solo a asomarse, sino a volar, y a hacerlo con las mismas alas.

Quisiéramos agradecer a todas y todos los que de un modo u otro participaron en este proceso y lo hicieron posible: a Claudia, a Ovidio, a María Isabel, al Consejo Científico, a Jenys, nuestro diseñador, a las autoras de los artículos, a todas y todos, ¡muchas gracias!

Deja un comentario