Estudios Creatividad

El actual Grupo de Creatividad para la Transformación Social nace en el año 1992. Sus miembros fundadores habían realizado las primeras investigaciones de Creatividad y Desarrollo Humano en el Departamento de Estudios Socio-laborales del propio CIPS.

PRYCREA (Desarrollo de personas reflexivas y creativas) ha sido un proyecto emblemático del Grupo de Creatividad, por sus alcances, impactos educacionales y sociales y su repercusión y continuidad en proyectos sucesivos. En sus inicios, se ubicó desde un énfasis marcado en los procesos de desarrollo del pensamiento. En un segundo momento, se proyectó hacia procesos formativos más completos, lo cual supuso una cierta re-conceptualización de las personas en relación grupal y social como instancias integradoras, así como la articulación de una comprensión psicológica de la personalidad con una visión de la persona en el contexto social.

Otra línea de desarrollo y expansión del Proyecto original ha sido su aplicación al campo de la investigación científica (Proyecto Desarrollo Profesional Creador-DPC), con la experimentación de algunos métodos transformativos del Programa en grupos de investigadores de ciencias naturales, mostrando la ductilidad para ser aplicado en contextos institucionales diferentes al educacional.

Además, el Proyecto PRYCREA se redimensionó al rebasar el espacio transformativo del aula, considerado en la dimensión de lo grupal- individual, y convertirse en un proyecto transformativo de la escuela en su totalidad. También se abrió paso a procesos sociales más amplios con su implementación en procesos formativos para grupos de gestión comunitaria.

A partir de estos antecedentes, el Grupo actualmente aborda el tema del Diálogo reflexivo-creativo intergeneracional (DIG), entre grupos de jóvenes y adultos mayores.

Con el proyecto “Desarrollo de subjetividades y espacios de participación para la participación social”, el Grupo trabaja en la conformación de una plataforma de Investigación-Transformación de las subjetividades y prácticas de diversos actores sociales, desde sus espacios micro-sociales hacia una proyección social más general, a partir de la articulación de diagnósticos y prácticas transformadoras en espacios comunitarios y de vida cotidiana social, sustentado en una concepción compleja de construcción de Autonomía Integradora para la Transformación Social.

Este encuadre se orienta a la creación de posibilidades para un desarrollo humano integral de los actores sociales a partir de la expresión de competencias sociales y generales, de la generación de espacios de participación y de la reconstrucción de situaciones-problema o conflictivas y de proyectos de vida en el nivel comunitario e institucional, de organizaciones sociales y de gobierno, escolares y otras. La apuesta es hacia el desarrollo de subjetividades y espacios de participación para la transformación social, con el propósito de lograr que contribuyan al fomento de la felicidad y la dignidad humana en una sociedad cada vez más justa y próspera.

Deja un comentario